Dan el último adiós a silaoenses que murieron en la explosión de una pipa

El día de hoy, familiares y amigos despidieron a las hermanas Jessica y Verónica López Prado, además del pequeño Diego; el hijo de Verónica.

Ellos fueron las tres víctimas originarias de Silao, quienes fallecieron en la explosión de una cisterna de gas en la autopista Tepic- Guadalajara. 

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado de Nayarit, los cuerpos fueron identificados a través de pruebas biológicas.

Luego de varios días de trámites, los cuerpos fueron entregados la madrugada de este viernes, y permanecieron en una casa de velación.

Al medio día se realizó una misa de cuerpo presente en la Parroquia de El Señor del Perdón en dicho municipio.

Mientras que, alrededor de las 17:30 horas, los cuerpos fueron trasladados al camposanto Jardines Eternos, para despedirlos y permitir su descanso.

El accidente se registró el pasado lunes y cobró la vida de 14 personas.